Index
Goldens, Seniors y Greys

Los consumidores van modificando sus estilos de vida a la par que hay cambios socioeconómicos, políticos y culturales. La globalización ha logrado, entre otras cosas, consumidores más experimentados. Las nuevas clasificaciones de los consumidores los ubican como más experimentados, surgen nuevas “etiquetas”.

Hoy en día el consumidor es más exigente, la compra se hace en función de la propuesta de innovación o mejora del producto y debe satisfacer o ir de acuerdo con sus costumbres, prácticas, valores o búsqueda de funcionalidad.

Son personas mayores (de la tercera edad) que se dedican a desarrollar actividades que en su vida practica laboral no pudieron hacer, sacan tiempo para ellos mismos y disfrutar sus años de madurez haciendo actividades como viajar, ir de compras y hacer lo que les gustaba en su tiempo de jóvenes; este tipo de consumidores se encuentran por lo general en países desarrollados como Estados Unidos o los países de Europa.

Gastan sus ingresos en ellos mismos para su ocio y esparcimiento (viajes, espectáculos, apuestas y cultura). Así pues, el común denominador de este grupo de consumidores (ubicado generalmente en países desarrollados) es que ahora cuenta con tiempo, dinero y disposición para realizar aquellos retos y actividades que durante su edad productiva no pudieron llevar a cabo.

Este grupo de nuevos consumidores será para la mercadotecnia un reto en tanto que los individuos modifican sus actitudes y hábitos de consumo aunque algunos puedan seguir formas conservadoras de consumo. Es evidente que el cambio tecnológico ha logrado formar un grupo de consumidores que buscan encontrar novedades que se ajusten a los cambios que experimentan.

Los adultos mayores se encuentran hoy en día olvidados también por las marcas, quienes prácticamente mantienen una nula comunicación con este sector de la población, entre otras razones, al considerar que poseen poco poder adquisitivo y que no representan una oportunidad de negocio masivo.

El mercado conformado por las personas de la tercera edad no debe ser visto como un grupo homogéneo debido a su situación laboral-legal y a la estructura social-familiar. Las personas que en estos momentos rondan los 50 años son ya consumidores sujetos a una mayor influencia por parte de sus hijos respecto a productos relacionados con la preservación de la juventud (peluquerías y tratamientos de belleza); el uso de las nuevas tecnologías (por ejemplo el uso del teléfono móvil).

Los consumidores realizan “ajustes” en el diseño de su vida diaria rompiendo muchas veces con esquemas preestablecidos por generaciones o grupos anteriores.

Ya que estos consumidores se comportan como personas mas jóvenes de lo que son, tienen diferentes maneras de vestir a lo que una persona de su edad lo haría. También suelen ir y divertirsen en lugares, y hacer cosas no muy comunes para persona de esta edad.

Estos nuevos consumidores no tienen estilos de vida tan extraños, simplemente son persona de tercera edad que buscan divertirsen un poco como jóvenes.

© Andrés Cardona Soto y Juan Sebastian Galeano